Que extraño es hablar con desconocidos. Pero lo invito a hablar conmigo. Bueno, realmente a hablar con todos porque los medios digitales son para dar a conocer nuestras opiniones con los demás y eso tambien es charlar.

Por lo tanto, lo invito a que publique sus comentarios con su nombre, pseudónimo o de manera anónima. Este blog no le exige a usted que publique su información personal ni mucho menos su correo electrónico a menos que usted quiera hacerlo público para las personas interesadas en sus opiniones. La publicación de su blog personal o cualquier otra página web es también opcional. Mis comentarios personales al ser anónimos y para que no sean confundidos con otros anónimos serán claramente especificados.

Se preguntarán porqué oculto mi nombre. Solo imaginen estar en la calle y encontrarse con un desconocido. Comienzan a charlar trivialidades hasta que casi sin despedirse continúa cada uno su camino. Así quiero ser visto por aquellos que tengan la oportunidad de pasar por este lugar que bien podría ser un rústico y remoto lugar que pocos descubrirían o se atreverían a visitar por estar situado en una inmensa ciudad llena de maravillas arquitectónicas de interés universal.

Los invito a disfrutar de este mágico lugar sin dueño como lo es igualmente el cosmos.
Un punto infinitamente pequeño en un cosmos infinitamente grande. Éso soy yo, un infinito entre infinitos de multiplicidad infinita.

Este material es de autoría anónima y de libre distribución.
Prohibida su distribución con autoría.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.